domingo, 22 de abril de 2018

Cuentos para sumisas


  1. El verdadero valor del anillo: un cuento para trabajar la autoestima.


Anuncios


Cuento del poeta argentino Jorge Bucay:
Érase una vez un joven que acudió a un sabio en busca de ayuda.
-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?
El maestro, sin mirarlo, le dijo: «Cuánto lo siento, muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema. Quizá después…». Y, haciendo una pausa, agregó: «Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar».
-E… encantado, maestro -titubeó el joven, sintiendo que de nuevo era desvalorizado y sus necesidades postergados.
-Bien -continuó el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo meñique de la mano izquierda y, dándoselo al muchacho, añadió-: Toma el caballo que está ahí fuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, y no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.
el_anillo
El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó al mercado, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes, que lo miraban con algo de interés hasta que el joven decía lo que pedía por él.
Cuando el muchacho mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le giraban la cara y tan sólo un anciano fue lo bastante amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era demasiado valiosa como para entregarla a cambio de un anillo. Con afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un recipiente de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.
Después de ofrecer la joya a todas las personas que se cruzaron con él en el mercado, que fueron más de cien, y abatido por su fracaso, montó en su caballo y regresó.
Cuánto hubiera deseado el joven tener una moneda de oro para entregársela al maestro y liberarlo de su preocupación, para poder recibir al fin su consejo y ayuda.
Entró en la habitación.
– Maestro -dijo-, lo siento. No es posible conseguir lo que me pides. Quizás hubiera podido conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.
– Eso que has dicho es muy importante, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos conocer primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar tu caballo y ve a ver al joyero. ¿Quién mejor que él puede saberlo? Dile que desearías vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca: no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.
El joven volvió a cabalgar.
El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo al chico:
– Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya mismo, no puedo darle más de cincuenta y ocho monedas de oro por su anillo.
– ¿Cincuenta y ocho monedas? -exclamó el joven.
– Sí -replicó el joyero-. Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de setenta monedas, pero si la venta es urgente…
El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.
– Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como ese anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte un verdadero experto. ¿Por qué vas por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?
Y, diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo meñique de su mano izquierda.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Como actúa el dominante en el caso de encontrar otra sumisa que prefiere a la actual?

Como actúa el dominante en el caso de encontrar otra sumisa que prefiere a la actual?



Actuará de la misma forma en que lo haría en cualquier otra relación. Hay muchas infinitas maneras de reaccionar ante algo semejante, indistintamente al rol que desempeñemos en la relación e incluso al tipo de relación que mantenemos. Que ocurre cuando dentro de una relación que involucra dos personas aparece una tercera persona por que la sentimos preferencia a la pareja que tenemos
actualmente? Pues perfectamente podemos re evaluar nuestra relación para decidir si, bajo el precepto que la relación es de un dominante con una sumisa y no de un Amo con una esclava es cuyo caso las
cosas son total y absolutamente diferentes, si rompemos el vínculo con la sumisa actual para iniciar una nueva relación o si incorporamos a la nueva sumisa a la relación.  También y es donde debería llevarnos la reflexión es que dentro de una "sana" practica del estilo de vida BDSM, no debe existir los celos, y que si no rompe con los limites acordados y se plantea el hecho de traer, o acoger a una nueva sumisa dentro de la relación mas allá de ser un factor de desequilibrio, podría ser perfectamente fuente de aprendizaje si ese fuera el caso.Yo descarto por completo la alternativa del engaño pues si se está llevando un estilo de vida real BDSM el engaño y la traición no están planteados. En caso de que ese fuere el caso, y se optara por el no manifestarlo y tomarlo como una engaño, entonces al menos a mis ojos, no estamos en presencia de individuos que asumen
correctamente este estilo de vida.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Son viables las relaciones entre A/s con un Swich?

Son viables las relaciones entre A/s con un Swich?



La pregunta la interpreto de dos formar que no se si serán el espíritu real de la duda.
A. El posible en una relación A/s incorporar a un tercer participante swich?
Como ya lo hemos conversado en anteriores oportunidades, cada relación será particular y adaptada la particularidad de cada miembro de dicha relación, entonces y tomando esto en cuanta, en una relación (A/s) Amo/sumisa es posible incorporar a un Switch a la relación perfectamente viable sea para una sesión en particular o como miembro permanente de la relación, ante mis ojos, hay que tener muy claro cuál será el rol que dicho integrante mantendrá en cada sesión y es altamente recomendable tener absolutamente esto claro con cada sesión.
B. Si yo siendo Switch puedo estar inmerso dentro de una relación D/s? (Dominación/sumisión)
Si. Un Switch puede perfectamente tener mantener cultivar y desarrollar una relación D/s en una forma tan cabal, honda, comprometida e integra, como alguien que no sea Switch. Quizás debemos desmitificar el concepto Switch para comprender un poco a que me refiero. Un Switch no es otra cosa que una persona que pude y de hecho lo hace, sentir plenitud y satisfacción real ante asumir un rol pasivo o activo en un momento dado. Asumir un rol sumiso o Dominante. Que pasa y donde está el prejuicio ante aquellas personas que se declaran Switch. Debe existir un compromiso real, autentico, del rol que se desempeña. No es posible llevar una sesión donde los roles no estén definidos, esto puede ocurrir incluso cuando los participantes no tiene una comunicación real y absoluto de lo que esperan de la sesión antes de entrar en ella. Entendiendo que la sesión es la práctica o el ejercicio que se realizara en ese momento. Dentro de un ambiente de relación D/s sabemos que es poco probable que estemos en sesión todos los días a toda hora (24/7) lo que si sabemos es que seguramente la relación como tal si esta presente de forma cotidiana en la vida de los involucrados; es por ello que cuando decidimos comenzar una relación D/s sea Switch o no, debemos estar absolutamente claros de que vamos a aportar y que esperamos de dicha relación.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Es necesario el contacto físico dentro del BDSM?

Es necesario el contacto físico dentro del BDSM?





Necesario no es. Puedo desarrollar una conducta BDSM sin contacto físico? Si, es posible. Puedo vivir este estilo de vida solamente a través de la ausencia del contacto físico? Si, es posible. Es una práctica regular hacerlo de esta forma? No, no es una forma regular de hacerlo pero hay muchísimos ejercicios, y sesiones donde precisamente hay privación del contacto físico. Hay muchísimo de oscurantismo sobre el tema físico dentro de este particular estilo de vida. No necesariamente debe involucrarse sexo, o contacto físico dentro del BDSM de hecho hay una franja muy amplia en las prácticas de control dominación sumisión entrega y pertenencia que se hace a nivel no físico, involucrando entonces renglones fascinantes dentro del universo de experiencia que se pueden manifestar. La dominación mental Es embriagadora si se ejecuta correctamente. El BDSM mental es en muchos casos muchísimo más intenso que una dominación física. Dependerá en su totalidad en eso que se paute al momento de hablar sobre la sesión o los límites que se plantean entre los involucrados y sus circunstancias particulares.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Celos en el BDSM ?????




 ¿Como se manejan en los celos y el sentido de pertenencia en una relación BDSM?

En una relación BDSM puede existir los celos, ya que los celos no son propios de un tipo de relación, sino de la conducta de la persona, los celos aparecerán en cualquier tipo de relación en que este inmersa una persona con capacidad de desarrollar celos.

Este Tema es en mi entender y exoeriencia fascinante. La invitacion es a llenar al menos 200 comentarios sobre este tema para ampliarlo todo lo posible. 
O es que a ti, jamas te han asaltados los celos o has sido el protagonista  o la protagonista de una escena de celos?

jueves, 7 de diciembre de 2017

Esta disciplina se puede realizar virtualmente?

Esta disciplina se puede realizar virtualmente?


El BDSM, no es una disciplina, a mis ojos, es un estilo de vida que requiere mucha disciplina al igual que cualquier otro estilo de vida. BDSM reúne una cantidad de práctica y actividades que pueden o no incluir actividad erótica, sexual y sensual. Ante tu pregunta si es o no realizable el BDSM mediante la virtualidad? Si, toda actividad humana donde se pretenda transmitir y recibir sensaciones solo amerita que el cerebro, sea estimulado adecuadamente. Eres capaz de vibrar virtualmente? Tienes capacidad empática para sentir y dejarte sentir en la piel viva? No hablo de jugar al engaño protegido por la distancia, hablo de realmente poder saborear el aliento de esas palabras que exhalan los dedos que escriben a la distancia? Si es así, entonces es posible realisarlo a la distancia, si por el contrario eres incapaz de vivirlo será totalmente imposible realizar de esa forma práctica alguna.

viernes, 1 de diciembre de 2017

¿Como se si soy sumisa?

¿Como se si soy sumisa?





Una sumisa no necesariamente es alguien que se preocupa por los demás y no espera nada a cambio, eso es un tipo de sumisa. Hay muchísimos tipos de sumisa, yo lo defino de una manera muy simple y a la vez sumamente profunda.

Una sumisa se distingue del resto porque es esa que tiene la capacidad de entregarse en absoluto, eso es una sumisa. ¿Como se si yo soy una sumisa? sencillo, tu eres de las personas que, en algún momento y por alguna razón ¿te entregas de manera absoluta a algo?, ¿tú eres de esas personas que siente la necesidad, casi como la necesidad que tenemos del aire, de sumergirse dentro del algo por alguna razón, una causa, una bandera, un proyecto?, tu eres de ese tipo de personas que siente necesidades absolutas, no es que no sepas hacer algo o que tengas carencia en algunas áreas, no; sino que tu pones todo tu corazón, tu alma, tu espíritu enfocado en una sola cosa y te dedicas a ello, te avocas a ello, te descarnas a ello, que si eso fuera una calle en línea recta y estuviera haciendo muchísimo calor y conseguir eso es llegar hasta el final de la calle, ¿eres tú la persona que está dispuesta a caminarla aunque los zapatos se desgasten, aunque tengas que caminar a pies descalzos hasta el final, solamente porque crees firmemente en que llegar a esa meta es la razón y tiene sentido para ti?. Si la respuesta es SÍ entonces lo más seguro es preguntarte por qué te preguntas si eres realmente sumisa.

@Bdsmalvado