lunes, 20 de noviembre de 2017

Hace poco tuve el privilegio de tener la oportunidad de responder 9 preguntas de una persona que siente curiosidad sobre nuestro estilo de vida, aquí las preguntas y sus respuestas.





1. ¿BDSM dependencia o independencia, caso como encaja una mujer independiente en todos los sentidos, en un estilo como este?


·        Es común dentro del ámbito de este estilo de vida BDSM escuchar con muchísima frecuencia una expresión que a simple vista pareciera contradictorio, esta expresión es: “La libertad de la sumisión”. Para entender dicha expresión hay que decir que, la sumisión BDSM consiste y se materializa con la entrega, el respeto y la obediencia. Cuando se materializa la entrega es absolutamente necesario ser y estar consiente de “eso” que se está entregando pues de lo contrario y por principio básico estaríamos incurriendo en un error al no tener claro eso que se está entregando no se puede pues entregar. Consumada la entrega se experimenta pues la liberación de los muchos principios y conceptos que atan y amordazan la identidad del simis@. En la mayoría de los casos los sumis@s experimentan antes de la entrega, que viven “en una época distinta” o “la gente no entiende” o “estoy rodead@ de falsos moralistas” o yo no soy de este planeta. Cuando se produce la entrega ya no hay necesidad de traducir nuestros pensamientos, ya no hay necesidad de llevar mascaras morales ni culturales, no hace falta en lo absoluto aparentar o actuar de acuerdo a lo que se espera sea aceptado. Usted se entrega y ante quien se entrega es usted en su absolutes, por esa razón la entrega es perfecta e inequívoca. La dependencia no solo existe en nuestro estilo de vida BDSM puedo ocurrir en cualquier ámbito y en cualquiera que este sea, cuando existe dependencia no hay crecimiento. Una sumisa no es una mujer desvalida, o minusválida en su autonomía, mientras más independiente más autosuficiente más conocedora de sus facultades y potencialidades la sumisa tiene mayor valor.

Como siempre son bienvenidos todos los comentarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario